El romero o en su nombre científico rosmarinus officinalis, es un arbusto aromático cuyo origen viene de la región del Mediterráneo, muy popular por su gran cantidad de usos. Entre ellos podemos encontrar usos culinarios, cosméticos y en salud. En este artículo dejaremos en claro cómo podar romero y cuando hacerlo.

Nota: Ten en cuenta que los consejos que aquí daremos son generales, este blog es leído en decenas de países, con características totalmente diferentes, por lo que no todos los tips se adaptarán de igual forma en todos los casos. Una vez que termines de leer el artículo quedará que analices toda la información y apliques lo aprendido de la mejor manera. Ante cualquier duda recuerda que puedes contactarnos para realizar tus consultas.

1. Cuidados del romero

Si leíste el post que se escribió en este blog sobre la lavanda verás que los cuidados con el romero son similares. Esto por que ambos son arbustos bastante rústicos.

1.1. Luz solar: necesita estar expuesto a la luz solar, pero no de manera excesiva. Una exposición promedio de entre 6-8 horas diarias es más que suficiente.

1.2. Riego: en esto es similar que con el sol, lo necesita pero no en grandes cantidades. Puede regar cuando el suelo ya se encuentra seco. Tenga en cuenta de no mojar la planta, sino hacer un riego directo al suelo.

1.3. Suelo: muy propio de este tipo de arbustos puede adaptarse a suelos pobres, pudiendo ser áridos, secos y arenosos.

1.4. Reproducción: la mejor manera de multiplicar tu romero es por medio de esquejes. Una vez cortados colócalos en agua hasta que comiencen a echar raíces, luego ya estarán listos para ser trasplantados.

1.5. Poda: si bien podar el romero no es algo esencial para su vida es importante para dar forma, disminuir el tamaño del arbusto o rejuvenecer la planta. En lo que sigue profundizaremos en todo lo que respecta a este cuidado del romero.

Cómo y cuándo podar romero

2. Herramientas necesarias para podar romero

Los materiales y herramientas que se necesitan para llevar a cabo la poda de un romero son más que básicas. Te las podrás arreglar perfectamente solo con unas tijeras bien afiladas y un par de guantes para tu seguridad.

3. Cómo podar romero correctamente

Como ya hicimos notar en el apartado de cuidados del romero, la poda en este arbusto no es algo esencial para su vida. Así y todo es una práctica muy usada cuando se se tiene como objetivo:

  • Dar forma a nuestro romero.
  • Disminuir su tamaño, dado que si lo dejamos crecer sin controlarlo puede llegar a dimensiones de dos metros de altura.
  • En romeros entrados en años podemos realizar una poda buscando rejuvenecerlo alargando así su vida.

3.1. Poda para formar el romero

Esta es una poda que se debe realizar apenas hayamos plantado nuestro romero, y siempre que queramos recuperar su forma.

Antes de comenzar revisa el estado de tus tijeras, un buen filo ayudará a realizar cortes mas prolijos que cicatrizará mejor. Tijeras en mano debes visualizar cual es la forma que le darás al arbusto. Si no es la primera poda puedes buscar los cortes de la anterior para copiar así el antiguo diseño.

Esta poda de tu romero también ayudará a hacer más tupido el follaje, algo muy buscado sobre todo cuando se dan usos culinarios. Haciéndolo de manera regular puedes cortar los últimos centímetros, quitando la parte final de las ramas y buscando la poda anterior.

También te puede interesar conocer sobre la poda de:

3.2. Poda para disminuir tamaño de romero

Si dejas crecer libremente este arbusto puede llegar a un tamaño de hasta dos metros. Probablemente no quieras tener semejante planta en tu huerto o jardín, por lo que podar el romero para achicarlo será la solución. 🙂

Si bien lo que necesitas es reducir el tamaño de tu romero, no debes excederte a la hora de eliminar ramas, o podría ser el fin del arbusto. Comienza cortando ramas secas y/ enfermas, para luego ir por las sanas.

Si lo que te molesta es particularmente su altura puedes cortar su copa, pero a no más de un tercio de su altura. Siendo conveniente que planifiques esta poda en etapas. Realiza un primer corte, deja pasar unos meses para que se recupere para luego realizar otra poda.

Puede que te busques reducir el tamaño en todas la direcciones, no solo en altura. Si es así sigue los mismos lineamientos, nunca la reduzcas más de un tercio. Y procura hacerlo en etapas, dándole tiempo a recuperarse. Nunca olvides que la poda genera heridas en la planta.

3.3. Poda de romero viejo – Rejuvenecimiento

Cuando notes que el romero tiene una tasa de crecimiento muy baja, y sus ramas posean mucha madera seca puede ser momento de realizar una poda de rejuvenecimiento. Esta es una poda drástica con la que se busca que el arbusto vuelva a desarrollarse con nuevos brotes desde su base.

Muchos arbusto de tallos leñosos, tienden a no recuperarse de grandes podas, mueren sin largar nuevos brotes. Pero este no es el caso del romeros viejos/maduros, estos responden bien a podas severas aún cortando sus leñosos tallos.

Poda el romero hasta sus bases si no tiene ninguna rama saludable, en caso contrario puedes seleccionar y dejar aquellas ramas que notes que tengan fuerza para seguir desarrollándose.

3.4. Poda de romero Bonsai

Si bien la idea de este post era hablar sobre la poda de un romero común y corriente, de ese que podes encontrar en cualquier huerto, bien sé que este arbusto es muy buscado para realizar bonsai. Es por ello que me guardé este pequeño apartado para hablar de ello.

El romero es una especie ideal para personas que comienzan a sentar sus bases en el arte del bonsai. Dado que reacciona muy bien a las podas, brotando con mucha fuerza, no es necesario mucho tiempo para comenzar a ver resultados. Por otro lado, sus tallos leñosos le dan rápidamente un aspecto de vejez a su corteza, algo muy buscado en el bonsai.

Se necesitaría un artículo especial para hablar sobre la poda de un romero bonsai te dejaré dos materiales que pueden ayudarte. Primero este artículo general sobre poda de bonsai, y en segundo término un excelente vídeo del canal Siempreverde. Te recomiendo que lo veas, ya que aporta mucho conocimiento y ademas le pone bastante humor. 🙂

3.5. Cómo podar romero en maceta

He visto por ahí que una consulta muy común que hacen las personas es ¿Cómo debo podar romero en maceta?. No daré ningún tips especial para responder dicha pregunta. Solo quiero aclarar que todo lo visto hasta aquí sirve tanto si tu romero esta en el suelo como si está en una maceta.

4. Cuándo se poda el romero

El momento más adecuado cuando podar un romero es en la temporada primavera-verano. Siendo recomendable nunca hacerlo cerca de las primeras heladas, dado que pueden generarse daños irreparables en la planta. Esto siempre queda sujeto a la zona donde te encuentras, dado que si los inviernos donde vives son suaves no tendrías ese problema.

Una poda de limpieza, donde cortamos ramas secas pueden ser realizadas en cualquier época del año. Mientras que la poda de rejuvenecimiento debe ser con la que más cuidado debemos tener. Siendo recomendable hacerla pasado el invierno, cuando falta poco tiempo para la época de desarrollo. Esto permitirá que la cicatrización de los grandes cortes comenzará rápidamente, estando poco expuestas las heridas.

Vídeo sobre la poda del romero

Como en todos los artículos de este blog, me gusta terminar con un vídeo para que te ayude a entender todo más gráficamente. En este caso el vídeo es bien resumido, pero toda información viene bien. Por cierto, es del canal el diario de olarizu.

Hasta aquí llegamos con el post, espero haber despejado tus dudas sobre cómo y cuándo podar un romero. 🙂

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *