Juglans regia, nogal común, nogal europeo o nogal español, y, en México, nuez de Castilla, es un árbol caducifolio que llega a los 25 m de altura con un tronco que puede superar los 2 m de diámetro. Su popularidad se debe
a sus frutos, las nueces, las cuales se consumen de diversas formas, desde frescas, cocinadas o en repostería. En este artículo nos dedicaremos a ver cómo se debe podar un nogal y en qué época hacerlo.

Sobre el final de este post daremos algunos tips sobre la poda del pecanero, pecán o nogal pecanero.

Nota: Ten en cuenta que los consejos que aquí daremos son generales, este blog es leído en decenas de países, con características totalmente diferentes, por lo que no todos los tips se adaptarán de igual forma en todos los casos. Una vez que termines de leer el artículo quedará que analices toda la información y apliques lo aprendido de la mejor manera. Ante cualquier duda recuerda que puedes contactarnos para realizar tus consultas.

1. Herramientas para podar los nogales

Son varias las herramientas que necesitan ser usadas para llevar a cabo la poda de un nogal. La elección dependerá en gran medida del tipo de poda y del tamaño del frutal.

  • Tijeras de podar.
  • Serrucho
  • Motosierra.
  • Escaleras o andamio.
  • Elementos básicos de seguridad como casco y guantes.

Ten en cuenta que debes desinfectar toda herramienta de corte antes de la poda. Esto ayudará a no transmitir enfermedades, deberás hacerlo antes de comenzar la poda y cada vez que cambies de planta.

2. ¿Cómo podar un Nogal?

Como pasa con muchos frutales la poda de nogales se puede dividir en cuatro tipos, dependiendo de la edad y del objetivo que se busca con la misma.

1. Poda de formación.

2. Poda de producción.

3. Poda de renovación.

4. Poda en verde.

A continuación nos dedicaremos a desarrollar cada uno de estos tipos de poda, dado que nada tiene que ver uno con otro.

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


2.1 Poda de formación de nogales

Esta labor se debe realizar en las plantas nuevas, durante los tres primeros años de crecimiento. Podemos diferenciar dos sistemas de formación, en un eje principal, o en vaso.

2.1.1 Formación tipo vaso

Este tipo de formación al podar nuestro nogal tiene la desventaja de ofrecer menos producción, pero resulta una forma mas controlada sobre todo en altura. Si no te interesa producir nueces en grandes cantidades esta estructura hará que tu nogal se adapte mejor a tu jardín.

La forma en vaso es la clásica que se busca con la mayoría de frutales. En ella se despunta el árbol aproximadamente a 1 metro de altura, logrando así que la planta largue varios brotes. De esos brotes en la próxima temporada se seleccionarán tres o cuatro ramas principales, las cuales debes estar distribuidas equidistantemente. En caso que sean cuatro busca apuntar a los puntos cardinales, si son tres deben estar separadas formando ángulos de 120 grados.

Fig 1: Distribución correcta de ramas principales
Fig 1: Distribución correcta de ramas principales

En los siguientes años se van seleccionando ramas secundarias, bien orientadas hacia el exterior del árbol y se retiran las que enmarañen la copa, al igual que los chupones que puedan aparecer.

2.1.2 Formación en eje central

Esta es la forma que se adapta mejor al desarrollo natural de esta planta. Con esta poda tu nogal tendrá una mayor tamaño en altura, una producción de nueces más grande y ocupará menes espacio horizontal. Estas características la convierten en la estructura preferida en plantaciones de producción de nueces.

Fig 2: Formación de nogal con eje central
Fig 2: Formación de nogal con eje central

Consiste en formar un tronco principal —el eje— que va creciendo en altura a medida que el árbol se desarrolla, y unas ramas principales de crecimiento horizontal que se van seleccionando a lo largo del tronco de forma que quede espacio entre ellas —pero tampoco demasiado— y que se orienten alternativamente en todas direcciones, para formar una copa consistente.

Para ello, en verano se elige el brote de crecimiento más vertical y más vigoroso, y se ata a un tutor para mantenerlo recto. Los demás brotes se despuntan ya que luego serán cortados en invierno. En el verano siguiente se despuntan las ramas que no han sido seleccionadas como principales, y aquellas que aún siéndolo, crezcan de forma desproporcionada. Las que compitan con el eje en crecimiento vertical serán eliminadas.

Mientras dure la formación, habrá que cortar el eje en invierno a unos 50 cm por encima de las últimas ramas principales, para formar un nuevo piso de ramas por debajo de este punto, que habrá que seleccionar de nuevo para dejar las mejor orientadas y eliminar las que puedan competir con el eje.

2.2 Poda de producción de un nogal

Cuando la planta alcanza los cuatro años de vida y comienza a producir fruta, se debe llevar a cabo una poda de producción, la que busca seleccionar la madera frutal de mejor calidad y ubicación, además de generar la mayor entrada de luz hacia el centro del árbol. Esto último es vital, ya que influye en que las yemas, dardos y cargadores generen nueces de buena calidad.

Fig 3: Ramas laterales mal ubicadas a corregir con la poda del nogal
Fig 3: Ramas laterales mal ubicadas con ángulos.

Cuando un nogal se encuentra emboscado por su estructura con ramas con ángulos muy cerrados, se provoca una pérdida de productividad porque los dardos y yemas se secan (Figura 3). Por ello, es importante tener un número adecuado de ramas laterales (8 ramas en plena productividad), bien distribuidas en el eje principal, en altura y orientación.

Fig 4: Eliminación de rama lateral al podar un nogal
Fig 4: Eliminación de rama lateral.

Todas aquellas ramas que genera un exceso de sombra, desde la zona de mayor exposición de luz (cara poniente del árbol), deben eliminarse; especialmente aquellas que posean un ángulo muy cerrado respecto al eje central, tal como se aprecia en la Figura 3. Esta es la rama que primero debe eliminarse y corregir el emboscamiento de la planta, (Figura 4).

A medida que la especie se va desarrollando y entra en plena productividad, se recomienda reducir las ramas laterales de doce a ocho, las que cargarán los centros frutales. Eso, a su vez, favorece la sanidad del árbol impidiendo la presencia de plagas como conchuelas y escamas.

Fig 5: Ramas laterales que compiten con el eje central e impiden su crecimiento.
Fig 5: Ramas laterales que compiten con el eje central.

También es frecuente encontrar árboles de baja altura, debido a que el eje central compite con ramas laterales cercanas (Figura 5), que tiene igual longitud que el eje, evitando que la planta logre mayor altura en cada temporada.

Fig 6: Eliminación de ramas laterales cercanas al ápice del eje central, para favorecer crecimiento en altura.
Fig 6: Eliminación de ramas laterales cercanas al ápice del eje central.

En estos casos, la recomendación es eliminar todas las ramas laterales cercanas al ápice del eje central, dejando libre aproximadamente 40 a 50 cm, tal como lo indica la Figura 6.

2.3 Poda de renovación en nogales

Cuando los árboles alcanzan sobre los diez años, se debe llevar a cabo una poda de renovación o de “rejuvenecimiento”. Esta consiste en eliminar la madera no productiva de la planta, con el objetivo de generar nuevos centros productivos. Así se realizan cortes en forma escalonada durante las sucesivas temporadas y van rebajando las ramas gruesas, de manera de que el rendimiento no descienda en forma brusca.

En el primer año se cortan las ramas bajas, al segundo las improductivas, y al tercer año las superiores, que generan exceso de sombra. Con esto se evita que la producción del huerto baje mucho. Lo que se elimina el año anterior se recupera en la siguiente temporada.

Fig 7: Ubicación del podador para definir ramas a eliminar
Fig 7: Ubicación del podador para definir ramas a eliminar.

Para realizar esta poda, el productor debe situarse en el área donde la planta recibe mayor exposición de luz (Figura 7), zona donde uno puede visualizar aquellas ramas mal ubicadas, con ángulos cerrados y que impidan que la luz atraviese la planta.

Fig 8: Eliminación de rama central que genera exceso de sombra en la parte interna de la planta adulta, sin eje central.
Fig 8: Eliminación de rama central, poda de nogal sin eje central.

En aquellos casos, en que los huertos adultos no presenten un eje central definido y tengan una condición de copa o multieje, se debe de priorizar la entrada de luz al interior de la planta, tal como lo indican las Figuras 7 y 8.

Fig 9: Planta adulta de nogal posterior a la poda, se aprecia la zona media libre de ramas, lo que favorece el ingreso de la luz.
Fig 9: Planta adulta de nogal posterior a la poda.

2.4 Poda en verde de nogales

Independiente de la edad que alcance el nogal o si está en formación, se debe realizar una poda en verde de verano, con el objetivo de eliminar brotes vigorosos (chupones). El periodo ideal para esto es diciembre, debido a que en invierno el productor debe realizar cortes muy grandes, de gran diámetro, que generan en la temporada siguiente crecimientos explosivos de cortes vegetativos desde primavera en adelante, los que deberán ser controlados.

Los brotes con crecimiento vegetativo vigoroso, también llamados chupones, crecen generalmente en partes mal ubicadas de la planta o donde se realizó un gran corte en la poda durante el invierno, brotes que deben eliminarse apenas sean detectados, y no esperar a la temporada siguiente en invierno para eliminarla, así se focaliza esa energía hacia la fruta o nuevos centros productivos.

3. Cuándo realizar poda del nogal

Al igual que la mayoría de árboles caducifolios (aquellos que pierden sus hojas antes del invierno), el nogal debe ser podado principalmente en invierno.

Al seleccionar esa época para realizar la poda el nogal se encontrará en reposo, por lo que reduciremos la perdida de savia reduciendo el sufrimiento del árbol. Específicamente los nogales suelen ser podados a mediados de invierno, disminuyendo así riesgos de adquirir enfermedades por sus heridas (si se poda muy temprano) y evitando pérdida de savia y por lo tanto energía (si se poda muy tarde).

Si bien las podas importantes como pueden ser las de formación, producción o renovación deben realizarse en temporadas frías, no pasa lo mismo con la poda verde. El momento ideal para la poda en verde de un nogal es a principios o mediamos del verano, es decir las estaciones más cálidas.

4. Tips para la poda del nogal pecanero

Poda del nogal pecanero
Fig 10: Nogal pecanero

Como bien apunté al principio del artículo, hablaremos de la poda del nogal pecanero. Verás que no existen muchas diferencias con la poda del nogal común, por lo que puedes complementar la información de este punto con todo lo visto anteriormente (así y todo al pie del post dejaré un link donde se profundiza el tema).

De forma resumida se puede decir que en el pecanero existen dos tipos de poda, de formación y mantenimiento. Ambas a realizarce en invierno.

4.1 Poda de formación en pecanero

Se aplica en árboles en desarrollo hasta que comienza a ser productiva. Durante el trasplante se poda una tercera parte del ejemplar con el propósito de brindar al crecimiento vegetativo un balance entre la parte aérea y la raíz.

El primero y segundo año debe mantenerse el crecimiento vigoroso de la rama central, y el resto debe podarse o despuntarse. Para seleccionar ramas laterales fuertes a lo largo del líder cada 30 o 40 cm a partir de 1.5 a 1.8 m. Durante la formación de los árboles se eliminan todas ramas debajo del punto de unión del injerto.

En el tercero y cuarto años se mantiene el crecimiento vigoroso de la rama líder removiendo cualquiera que le compita. El líder es necesario despuntarlo durante el invierno para promover la formación de ramas laterales y seleccionar aquellas que presentan el mayor ángulo abierto con respecto al líder. Éstas deben estar espaciadas de 30 a 40 cm y alternadas en todas las orientaciones del líder.

4.2 Poda de mantenimiento del pecán

Una vez que se ha logrado la estructura deseada de los árboles, se deben eliminar ramas quebradas y despuntar las ramas superiores que superan los 60 cm de crecimiento durante la temporada. El despunte de 5 a 10 cm se realiza con el propósito de promover la formación de ramas laterales, las cuales formarán puntos de fructificación.

Cuando los árboles alcanzan alturas de 10 a 12 m y en plantaciones de más de 100 árboles/ha, durante los meses de junio y julio, realice una evaluación de la intensidad de luz que recibe el suelo al mediodía. Si el suelo recibe menos del 25 % de la luz se afectará la calidad de las nueces y el rendimiento requiriendo de podas manuales o mecánicas para evitar la falta de luz.

Es recomendable eliminar ramas completas hasta la unión con otra rama para evitar crecimientos vigoroso y profuso de ramas que eventualmente pueden producir mayor sombreado.

5. Vídeo sobre cómo podar un nogal

Para ir cerrando el post dejamos un vídeo del canal INTA Valle Inferior , en él podrás entender gráficamente varias cosas que vimos hasta aquí. Espero te sirva. 🙂

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


Bueno hasta aquí hemos llegado con este artículo en el que hablamos sobre lo cómo y cuándo podar un nogal. Espero que no tengas ninguna duda cuando debas tomar tus tijeras y ponerte a trabajar. 😉

Fuentes de información:

Aspectos técnicos para la poda del nogal – Giovanni Lobos L., Ingeniero Agrónomo, INIA Intihuasi

Manual de manejo del huerto de nogal pecán – Ernesto Rafael Madero, Florencia Cecilia Trabichet, Federico Pepé, Eduardo Wright

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *