El melocotonero o duraznero (Prunus persica) es un árbol frutal de hoja caduca de la familia de las rosáceas (Rosaceae), de hasta 6 m de altura. Tiene el tronco corto, con la corteza oscura, sus flores se desarrollan en primavera para dar su fruto, el durazno. Al igual que todo frutal necesita una buena poda para producir una buena cosecha. Es por ello que en este artículo nos encargaremos de dejar en claro todo lo que respecta a cómo y cuándo podar un melocotonero o duraznero, además nos tomaremos el tiempo de dar algunos consejos generales sobre cómo cuidar este arbolito.

Antes de comenzar, y para no generar confusiones, dejemos en claro que en Europa y en otras partes del mundo lo conocen como melocotonero (del latín malus cotonus, «manzana algodonosa» en alusión a la piel del fruto), mientras que duraznero ( del latín durus acinus, «que tiene la piel dura» aludiendo a la piel del fruto) lo llaman en países como Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Nota: Ten en cuenta que los consejos que aquí daremos son generales, este blog es leído en decenas de países, con características totalmente diferentes, por lo que no todos los tips se adaptarán de igual forma en todos los casos. Una vez que termines de leer el artículo quedará que analices toda la información y apliques lo aprendido de la mejor manera. Ante cualquier duda recuerda que puedes contactarnos para realizar tus consultas.

1. ¿Cómo cuidar un duraznero o melocotonero?

Si queremos tener una buena cosecha no podemos dejar de podar nuestra planta de duraznos, sin embargo ese no es el único cuidado que debemos darle ni mucho menos. A continuación veremos de forma breve como debemos cuidar nuestro melocotonero.

  • Ubicación: el melocotonero debe ser colocado en un lugar a pleno sol y con buena ventilación. Esto permitirá que el aire frío circule durante las frías noches y mantenga la zona fresca en verano.
  • Plantación: el mejor momento para plantarlos es a principios de invierno, así las raíces tienen tiempo de asentarse en el terreno y poder alimentar la brotación primaveral.
  • Suelo: el suelo debería ser ligero, estar bien drenado con arena y contener materia orgánica. No le convienen los suelos calcáreos ni arcillosos. El trasplante o la plantación definitiva es mejor hacerlos en otoño.
  • Temperaturas: se adapta perfectamente a veranos calurosos, y en invierno necesita un período de reposo con algunas horas del día a una temperatura menor de 7 ºC, esto ayudará a una buena floración. Tolera bien las heladas.
  • Riego: se les debe proporcionar un aporte constante de agua (sin encharcar), el cual hay que incrementar en primavera/verano, sobre todo antes de la cosecha. El riego por goteo es el método perfecto para este frutal.
  • Enfermedades y plagas: El duraznero sufre fácilmente de diversas plagas y enfermedades. Entre las más importantes encontramos diversos tipos de pulgones, cochinilla blanca, polilla oriental del melocotón, varias afecciones por hongos, etc. Un control periódico es lo necesario para llegar a tratar con tiempo cualquiera de estos problemas.
  • Abono: Los melocotoneros necesitan muchos nutrientes, requieren más nitrógeno que la mayoría de los frutales. Es recomendable aplicar fertilizante orgánico a finales del invierno y fertilizante mineral a principios de la primavera para favorecer la floración.
  • Poda: está más que claro que la poda es uno de los cuidados claves para un buen desarrollo del melocotonero o duraznero. En lo que sigue nos encargaremos de desarrollar a fondo este punto.

2. Herramientas necesarias para podar un melocotonero

Son varias las herramientas que necesitan ser usadas para llevar a cabo la poda de un duraznero. La elección dependerá en gran medida del tipo de poda y del tamaño del frutal.

  • Tijeras de podar.
  • Serrucho
  • Motosierra.
  • Escalera o andamio.
  • Elementos básicos de seguridad como casco y guantes.

Ten en cuenta que debes desinfectar toda herramienta de corte antes de la poda. Esto ayudará a no transmitir enfermedades, deberás hacerlo antes de comenzar la poda y cada vez que cambies de planta.

2. Objetivos de la poda del melocotonero

La poda es una operación destinada a formar, conducir y regular el desarrollo de la planta. Desde el momento de la plantación se debe podar para restablecer el balance entre el sistema radical y la parte aérea del árbol.

Las plantas jóvenes necesitan formar una estructura para sustentar el desarrollo del follaje y la producción. Los durazneros adultos se podan para mantener su tamaño y forma, facilitar las aspersiones de productos fitosanitarios, el raleo y la cosecha.

Cada año se deben eliminar parte de los brotes formados en la temporada, para que los que permanezcan en el árbol cuenten con una adecuada proporción de las reservas almacenadas. Este balance permite una producción frutal acorde a los requerimientos del mercado, que es, en definitiva, el principal objetivo de esta práctica.

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


De manera resumida, item por item, se pueden citar los siguientes objetivos que se persiguen al podar un melocotonero.

  • Regular la forma y las dimensiones de los árboles para facilitar una económica realización de las labores de cultivo.
  • Acortar en lo posible el período improductivo inicial.
  • Regular la fructificación cada año.
  • Favorecer la producción de fruta de calidad.
  • Mantener la planta en condiciones de buena eficacia vegetativa y productiva el mayor tiempo posible.

En los anteriores objetivos radica la complejidad de la poda en todo frutal.

3. ¿Cómo y cuándo podar un melocotonero o duraznero?

Para definir cómo se debe realizar la poda en un duraznero, y el momento óptimo para hacerlo, hay que tener en claro que son muchos los tipos de poda que deben realizarse. Cada una con objetivos , métodos y épocas bien definidos.

Comencemos por la poda según la época del año:

3. 1 Cómo realizar poda invernal en melocotones

Esta poda debe realizarse sobre las plantas en reposo. Siendo la época más adecuada para podar un melocotonero hacia finales de dicho reposo. Las intervenciones demasiado precoces en otoño, pueden favorecer la formación de goma y las lesiones de la corteza, mientras que la poda realizada una vez comenzada la actividad vegetativa puede afectar negativamente el desarrollo vegetativo y reducir la producción (por supuesto que la intensidad de este efecto está relacionada con el momento y la intensidad de la intervención).

Podar los durazneros a finales del reposo tiene también la ventaja de regular la intensidad de los cortes en función de caídas de yemas por falta de suficiente frío invernal en años de inviernos benignos.

Las operaciones de poda más comunes en este período consisten en el acortamiento y supresión de ramas. El acortamiento comprende la eliminación de la parte terminal de la rama, en este caso, si se limita a la parte apical de la misma se denomina «Despunte», y si se hace en la porción basal de la rama por encima de 2-3 yemas se llama «Rebaje».

Tipos de poda invernal en melocotones
Tipos de poda invernal en melocotonero

Por último la Supresión o Raleo consiste en la eliminación total de las ramas mediante un corte en la base que en la mayoría de los casos debe ser lo más neto y cercano al punto de inserción.

Tipos de poda invernal en melocotonero
Tipos de poda invernal en melocotonero

3.2 Cómo realizar poda en verde en durazneros

Esta es la poda que se efectúa mientras las hojas se encuentran sobre el árbol, sin tener en cuenta el tipo o severidad de la misma.

Algunos fruticultores llaman poda en verde sólo a la eliminación de chupones y, aunque esto es necesario, sólo se han removido brotes improductivos. La poda en verde va más allá y tiene como objetivo fundamental el control del crecimiento de los brotes jóvenes y potencialmente productivos. Esta poda juega un papel importante para lograr equilibrar la actividad vegetativa y la productiva de la planta.

Poda en verde en durazneros
Poda en verde en durazneros

A continuación se describen brevemente las operaciones comprendidas en la poda en verde de un duraznero:

Desbrotado: consiste en eliminar completamente los brotes que proceden del desarrollo de yemas de madera situadas en posiciones no útiles para la economía general del árbol. Se aplica generalmente a las plantas en formación.

Despunte o Pinzamiento: consiste en la eliminación del extremo de los brotes. Las consecuencias de esta operación varían con el momento en que se realiza, por ejemplo, si se hace precozmente se estimula el desarrollo de brotes anticipados. Si se hace más tarde, se favorece la maduración de la madera y la formación de yemas de flor.

Deschuponado: comprende la eliminación o arqueamiento, en algunos casos, de los chupones de manera de favorecer una mejor lignificación del resto de las ramas, evitar problemas de sombreamiento.

Raleo de Frutos: es otra de las operaciones que hacen a la poda en verde, aunque no sea comúnmente relacionada con ella. Su efecto sobre la calidad y cantidad de la producción es bien conocido por el fruticultor como así también las características de su realización.

Deshojado: a través de esta práctica se puede regular el vigor de un determinado brote para, sin necesidad de eliminarlo, favorecer el crecimiento y desarrollo de otro. También puede ser realizado con fines bien específicos como ser el de mejorar la coloración de los frutos mediante la eliminación del exceso de hojas que los cubren.

Pasemos a hablar de cómo podar melocotoneros según su edad y desarrollo.

3.3 Poda melocotoneros jóvenes / Formación

Esta es la poda del melocotonero que se practica desde la plantación hasta que se inicia la producción. Se define el sistema de conducción a utilizar y el esqueleto que servirá de fuente y soporte a las cosechas. Esta fase se caracteriza por una intensa brotación y por la escasa fructificación.

Teniendo en cuenta esto, la poda de formación debería cumplir con las siguientes exigencias:

  • El esqueleto de la planta debe formarse en el tiempo más breve posible, sin dejar de considerar que su función es la de sostén de las ramas fructíferas.
  • La planta debe ramificarse lo más bajo posible, teniendo en cuenta las exigencias de la mecanización de las labores de suelo.
  • Es conveniente que las ramas que constituirán el esqueleto sean elegidas cuando están todavía en el estado de brotes y seguidas hasta su completo desarrollo.

Son muchos los sistemas de conducción que se pueden desarrollar con la poda de formación en un melocotonero, a continuación veremos dos de los más comunes.

3.3.1 Vaso

El sistema tradicional más popular en todo el mundo es el de vaso abierto. Una estructura de 3 a 4 brazos o ramas madres, que permiten la entrada de la luz al interior de la planta, además de su periferia. El árbol se planta en invierno y en primavera se rebaja para seleccionar las ramas madres.

Durante la temporada se seleccionan las ramillas y en la siguiente temporada, se dejan las ramillas que producirán las primeras frutas del huerto. Si bien este sistema es fácil de implementar presenta dos problemas principales:

  • Lenta entrada en producción: el formar la estructura retrasa la entrada en producción del huerto, al menos por dos temporadas y la plena producción se logra al cuarto o quinto año desde el establecimiento.
  • Planta de gran envergadura: requiere el empleo de escaleras para realizar labores de podas, raleo y cosecha.
Estructura tipo vaso
Estructura tipo vaso

Existen muchos tipos de estructuras tipo vaso; vaso clásico se forma con tres a cuatro ramas bien ubicados y distribuidas en el espacio, y con buen ángulo de inserción, distanciados, al menos, 15 a 20 cm entre los dos brotes superiores, para evitar que las ramas se rajen en el futuro por el peso de la fruta, debido al efecto “horqueta”.

La estructura tipo vaso es muy recomendable para melocotones plantados en jardín, donde no importa tanto optimizar el espacio que ocupa la planta como en grandes plantaciones.

3.3.2 Eje central

La conducción en eje central consiste en permitir el desarrollo del tronco como la única estructura de sostén de la planta. Sobre esta estructura en un comienzo se disponen las ramillas frutales, para luego estructurar, a partir de ellas, las ramas secundarias las cuales sostendrán la madera frutal, por el resto de la vida del huerto.

Las ramas secundarias son más grandes en la parte inferior de la planta y de menor tamaño hacia arriba. De este modo el árbol adquiere una apariencia piramidal.

Estructura tipo eje central
Estructura tipo eje central

Podar un melocotonero siguiendo una estructura tipo eje central se lleva a cabo en plantaciones de alta densidad, alrededor de 1.000 árboles por hectárea. El objetivo que se persigue con este huerto es el de tener altas producciones desde los primeros años de vida de la plantación.

3.4 Poda de durazneros adultos / Fructificación

La poda de fructificación o producción en durazneros se realiza anualmente para regular la producción y asegurar la renovación de los elementos de fructificación. Durante los primeros años se superpone con la poda de formación.

Durante los primeros años la formación de yemas fructíferas es sensiblemente menor y es más conveniente dejar la planta con más vegetación para obtener un buen desarrollo vegetativo y producciones satisfactorias y precoces.

El melocotonero es un frutal que produce principalmente en ramos mixtos de 1 año.  Si el brote tiene una longitud mayor a los 30 cm nos encontramos ante un ramo mixto, y llevará varias yemas tanto de flor como de brotes.

Sabiendo lo anterior puedes suponer que la poda de produccion en un melocotonero se debe concentrar en los ramos mixtos, siguiendo los siguientes consejos:

  • Se debe cortar una buena parte de los ramos mixtos (lo habitual es la eliminación de la mitad o más) para quitarle carga al árbol, ya que tiende a producir mucha flor y luego tendremos que ralear (practica siempre necesaria para lograr un buen tamaño del fruto)
  • Es importante procurar la renovación de los ramos mixtos para la producción de la siguiente campaña. Para esto debes saber que las primeras yemas en estos ramos son de madera, por lo que si no cortas a ras, tendrás nuevos ramos la temporada siguiente.

3.5 Poda de melocotoneros viejos / Rejuvenecimiento

La poda que se necesita realizar sobre plantas envejecidas es una poda de rejuvenecimiento. Dado que es una poda fuerte, que no tiene marcha atrás, este debe ser nuestro último recurso. 

Los síntomas que presenta un melocotonero que necesita una poda de rejuvenecimiento son; baja tasa de crecimiento, deficiencia en floración y
excesiva madera improductiva.

La forma de llevar a cabo esta poda es eliminando ramas gruesas envejecidas, cortándolas no a ras sino a unos pocos centímetros, esto facilitará la emisión de brotes nuevos de reemplazo, para proseguir la producción de fruta.

Poda de rejuvenecimiento de melocotonero viejo
Poda de rejuvenecimiendo drástica

En caso de que nuestro longevo durazno no cuente con ninguna rama en condiciones para reemplazar al tallo principal, deberán ser todas cortadas como la imagen anterior. 

Tenga en cuenta de colocar pasta cicatrizante en todos los cortes en esta poda.

4. Vídeo sobre cómo podar un duraznero o melocotonero

En esta ocasión traigo un vídeo del canal INTA Valles Templados, nos enseñan todo sobre la poda de duraznero.

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


Bueno hasta aquí hemos llegado con este artículo en el que hablamos sobre lo cómo y cuándo podar un árbol de melocotones. Espero que no tengas ninguna duda cuando debas tomar tus tijeras y ponerte a trabajar. 😉

Fuentes de información:

Manual de manejo del cultivo de duraznero – Ministerio de agricultura Chile.

La poda en el duraznero – INTA Argentina.

Comments

    1. El Podador Article Author

      Hola Lucas, me alegro que te haya servido la información y muchas gracias por tu comentario. Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *