El ciruelo es un árbol frutal perteneciente a la familia de las rosáceas y al género Prunus. En algunas especies alcanzan entre 6 y 10 metros de altura. Existen ciruelas de muchas variedades, tanto de color como de tamaños. Unas tienen la pulpa (parte comestible) más firme que otras. Algunos tipos tienen la pulpa de color amarillo, blanco, verde y rojo. Hasta la fecha hemos escrito sobre la poda de muchas frutales es esta web, por lo que no podía faltar un artículo sobro cómo y cuándo podar un ciruelo. Analizaremos a fondo este tema, no sin antes ver algunos de los cuidados más importantes que debes llevar a cabo para cultivarla de la mejor manera.

Nota: Ten en cuenta que los consejos que aquí daremos son generales, este blog es leído en decenas de países, con características totalmente diferentes, por lo que no todos los tips se adaptarán de igual forma en todos los casos. Una vez que termines de leer el artículo quedará que analices toda la información y apliques lo aprendido de la mejor manera. Ante cualquier duda recuerda que puedes contactarnos para realizar tus consultas.

1.Cuidados básicos de un árbol de ciruelas

Si bien el tema principal de este post es la poda del ciruelo, la misma es una técnica de cuidado y mantenimiento de este frutal. Es por ello que dedicaremos el primer apartado para listar los cuidados de un ciruelo más importantes.

  • Temperatura: La temperatura óptima para su desarrollo está entre 12° a 22°C, sin embargo, dependiendo de la variedad, suele resistir bastante bien las bajas temperaturas.
  • Agua: El ciruelo requiere una buena cantidad de agua, adaptándose a lugares con precipitaciones no menores a 700 mm anuales. Para el caso de las zonas tropicales la cantidad de agua de precipitaciones debe ser superior a los 1.400 mm anuales bien distribuidos.
Ciruelo
Ciruelo
  • Suelo: El ciruelo requiere de suelos sueltos, profundos y bien drenados, ricos en materia orgánica., además, la literatura señala que puede tolerar suelos húmedos y poco profundos, dado su sistema radicular superficial.
  • Fertilización: Este frutal no necesita ser abonado muy frecuentemente, pues presenta bajas necesidades nutricionales y la cantidad de nutrientes en el suelo puede ser suficiente para el desarrollo normal del cultivo.
  • Cosecha: el momento para llevar a cabo la cosecha esta marcado por el cambio de coloración del fruto o se recogen ligeramente verdes y cuando aún no están blandas si su consumo es tardío. Cuando se tratan de ciruelas tipo pasa se deben dejar madurar en el árbol y recoger cuando caen al suelo.
  • Enfermedades: según los expertos la Monilia es una de las principales enfermedades que ataca el cultivo del ciruelo. La misma viene ocasionada por un hongo, produciendo la destrucción de caso todos los elementos de la planta (flores, ramas nuevas y hojas), como también la pudrición del fruto.
  • Poda: como no podía ser de otra manera la poda debe estar en este listado. A partir del próximo apartado desarrollaermos este punto.

2. Herramientas necesarias para llevar a cabo la poda del ciruelo

Existe un amplio catálogo de herramientas de las cuales podrás seleccionar para llevar a cabo la poda de este frutal. La elección puede depender del tipo de poda, del tamaño del frutal, y en muchos casos de la comodidad del podador. Entre las herramientas más comunes podemos mencionar:

  • Tijeras de podar.
  • Serrucho
  • Motosierra.
  • Escalera o andamio.
  • Elementos básicos de seguridad como casco y guantes.

Nunca olvides desinfectar todas las herramienta de corte antes de la poda. Esto ayudará a no transmitir enfermedades, deberás hacerlo antes de comenzar la poda y cada vez que cambies de planta.

2.1 Cuidados necesario de las herramientas

Si desea extender la vida útil de sus herramientas de poda, hay algunos cuidados básicos.

  • Use la herramienta adecuada para un trabajo y evite torcerla o forzarla.
  • Limpie y engrase las herramientas regularmente limpiando con un paño aceitoso en las cuchillas y otras superficies.
  • Mantenga los bordes de corte correctamente afilados.
  • Las asas de madera deben ser barnizadas regularmente evitando así que se agrieten o astillan.

Lleve a cabo estas tareas de mantenimiento con regularidad y ahorrará un buen dinero en herramientas. 😉

3. Conceptos básicos iniciales

Entiendo que a muchas personas no le guste profundizar en la teoría de la poda, pero existen algunos conceptos básicos que son imprescindibles para asegurar el correcto entendimiento del tema. Trataré de ser breve. 😉

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


3.1 Beneficios de la poda del ciruelo

Como sucede con toda planta productiva de frutas, el realizar una poda de manera correcta tiene muchos beneficios. Estos beneficios son proporcionales a los perjuicios que puede traer el realizar podas de manera incorrecta. Un desconocimiento de las buenas practicas al podar trae la consecuencia directa de la baja rentabilidad en el ciruelo, pudiendo además disminuir la vida útil de la misma.

Estos beneficios son proporcionales a los perjuicios que puede traer el realizar podas de manera incorrecta.

Antes de meternos de lleno con todos los aspectos teóricos de la poda de un árbol de ciruelas, quiero que comprendas que no hay mejor manera de aprender que la práctica en campo. Debes perder el miedo a cortar, dado que si bien aquí intentaremos ir a fondo en el tema, luego hay matices que pueden hacer variar lo aquí planteado. Haciendo que el método de aprendizaje que llamamos «prueba y error» muchas veces sea más que necesario.

Metiendonos nuevamente con la teoría podemos decir que los beneficios mas importantes que trae la poda en este frutal son:

  • Controla la altura del ciruelo.
  • Facilita la iluminación.
  • Acorta el periodo improductivo del árbol.
  • Reduce costes (disminuye el tiempo de recolección).
  • Mejora la calidad.
  • Evita el envejecimiento.
  • Regulariza y mejora las producciones.

3.2 Órganos vegetativos del ciruelo

Si no conoces y comprendes la función de cada uno de los órganos vegetativos de cualquier frutal que vayas a podar se hace muy complicado que puedas efectuar una buena poda. Casi podría decirse que estas librado a la suerte, puede salir una poda correcta como puede que no.

  • Dardos: estas son pequeñas brotaciones, de entre 2 y 7 cm de longitud, con una yema de madera en el ápice. En época de vegetación se encuentra rodeada por una roseta de hojas. Recién al segundo año comienzan a producir flores, de las cuales generalmente se generarán frutas de buena calidad. Los dardos no necesitan ser cortados en la poda, salvo en variedades demasiado productivas donde se efectúa una poda de raleo.
Ciruelo- Dardo coronado
Dardo coronado
  • Brindillas: estos son brotes cortas, delgadas y muy flexibles. Su longitud varía entre 10 y 30 cm. Es a partir del segundo año que forma brotaciones tanto de flor como de madera.
  • Ramos mixtos: estos ramos son mas largos y vigorosos que los anteriores, siendo claves para la formación y producción del árbol. Es en ellos donde se producirán las frutas de mejor calidad y calibre.
  • Ramos anticipados: estas se general en los ramos mixtos, a partir de yemas de madera de la misma. En estos ramos anticipados se generan frutos en las brotaciones siguientes. Es importante no conservar estos tipos de ramos.
  • Chupones: tal vez este sea el órgano más fácil de reconocer, se trata de brotaciones de gran vigor. Se generan en lugares con buena circulación de savia, como son ramas gruesas o en las zonas bajas de la planta. Dado que consumen mucha energía y no son muy productivos deben eliminarse, salvo que se quiera colocar un injerto como variedades de polinizacion.

3.3 Resumiendo la teoría

Si bien podríamos seguir dando varios conceptos teóricos considero que con esto tienes una base suficiente para pasar a hablar de conceptos más prácticos, pero antes de eso hagamos un resumen.

Si hablamos de los beneficios de la poda del ciruelo todos pueden resumirse en uno, el aumento de la rentabilidad de este frutal.

Mientras que de los órganos vegetativos necesito que no olvides que todos los órganos tienen capacidad de fructificar a partir de uno o más años de su formación. Pero cada uno con una capacidad productiva diferente. Además recuerda que la estructura del árbol la llevaremos a cabo solamente sobre los ramos mixtos, dado que son los que tienen mejor capacidad de crecimiento.

4. Cómo podar un ciruelo

Espero no haberte dormido con la teoría, por que ahora viene lo interesante. 🙂

Hay que destacar que a lo largo de la vida del frutal se necesitaran de varios tipos de podas, entre ellas podemos mencionar los siguientes:

  • Intervención de poda en la plantación.
  • Poda necesaria para la formación.
  • Poda de fructificacion.
  • Intervención de poda tendiente a rejuvenecer el árbol.

Comenzaremos explicando estas podas generales para luego analizar algunos casos espaciales como son la poda de ciruelo japonés, el ciruelo claudio, entre otros casos.

4.1 Poda de plantación del ciruelo

El momento de la plantación es clave, es donde deberás llevar a cabo varios cuidados anteriores y posteriores a terminar de plantarlo. Entre esos cuidados se encuentra la poda de la plantita la cual se puede dividir en dos actividades bien diferentes; poda de raíces y poda aérea.

4.1.1 Poda de raíces

Antes de colocar a nuestro ciruelo en el terreno natural deberemos comprobar el estado general de sus raíces, siendo generalmente necesaria una poda de las mismas. Se deberán seguir los siguientes consejos:

  • En caso de encontrar raices en mal estado, ya sea con pudrimientos, necrosidades o deformaciones deben ser recortadas.
  • Deberás eliminar toda aquella raíz que se entrecruce con otra.
  • Recorta todas las raíces procurando que queden con una longitud de entre 10-20 cm. No olvides desinfectar tus tijeras y revisar que no quede ningún tipo de lesión en las raíces.
  • Poda todas aquellas raicillas de tu plantita de ciruelo dejándolas de entre 1-3 cm de longitud.

Selecciona de entre tus herramientas de poda una con buen filo capaz de realizar cortes lisos sin dejar ninguna magulladura.

4.1.2 Poda aérea

Terminada con la poda de raíces tu planta ha quedado desequilibrada, por lo que debe practicarse una poda de su parte superior. Además con esta poda comenzaremos a marcar la altura del tronco, es por ello que cortaremos todo su sistema reticular a una altura de 30-40 cm.

Recuerda observar el plantón cuente con yemas bien definidas y formadas, que sean capaces de generar buenos y vigorosos brotes.

4.2 Como podar un ciruelo joven (formación)

Si plantas un ciruelo en tu jardín es por que quieres comer ciruelas, es decir que debes buscar acelerar la su producción, llevando al mínimo el tiempo improductivo de la planta. Llevando a cabo una correcta poda de formación del ciruelo lo lograrás sin problemas.

Árbol joven de ciruelo
Árbol joven de ciruelo

Serán los primeros años donde deberás enfocar tu atención para formar correctamente el ciruelo con tareas como:

  • Selección del material que dará la estructura al árbol y y también del que se encargará de producir.
  • Eliminación de chupones que consumen energía.
  • Distribuir correctamente el material para optimizar el espacio y permitir un correcto ingreso de luz y aire al interior.
  • Definir la altura del árbol.

Podemos listar las siguientes tres consejos que deberás tener en cuenta para que esta poda de tu ciruelo sea todo un éxito:

Consejo N° 1: La formación comienza en la poda de plantación, por lo que cuando rebajes la altura de todo su sistema reticular procura dejar 4 o 5 ramas distribuidas equidistantemente para comenzar a dotar una buena estructura. Esto te ahorrará tiempo dado que de lo contrario deberás esperar toda una temporada de vegetación para luego ser capaz de elegir estas ramas principales.

Consejo N° 2: En el transcurso del primer y segundo año no deberás eliminar las ramas interiores. Esto por que cuanto más ramas en el interior de la plantina hará que le custe mas a la misma desarrollarlas obteniendo así un menor porte del mismo.

Consejo N° 3: Al tercer año después de la plantación deberás eliminar todas las ramas interiores desde su base. También se eliminaran los “escobajos” que existan en la ramas principales, dejando solamente una salida de rama de año

4.3 Como podar ciruelo adulto (fructificacion)

La poda de produccion en un ciruelo es la que se lleva a cabo pasado unos tres años desde su plantación, momento en el cual puede comenzar a ser productivo. Las razones por las cuales es necesaria llevar a cabo esta poda durante la etapa adulta de este frutal son:

  • Se necesita crear un equilibrio entre la actividad vegetativa y productiva de la planta.
  • Se debe mantener la forma dada en los primeros años durante toda la vida productiva.
  • Los órganos de la planta tienen ciertos ciclos útiles, por lo tanto debe realizarse una renovación de los mismos.
  • Una buena producción va de la mano de una correcta iluminación, por lo que con las podas de fructificación hay que homogeneizar el ingreso de la luz en la planta.
  • Es necesario realizar podas tendientes regular las cargas en la planta.

Dicho lo anterior podemos resumir las tareas en las siguientes:

  • Cortar, volviendo atrás, algunas ramas endardadas, que hayan producido por más de dos años seguidos. Es lo que se denomina poda de rejuvenecimiento de ramas.
  • Raleo de ramas anuales, dejando las mejor ubicadas, las cuales no se despuntarán para favorecer la formación de dardos.
  • Eliminar chupones.
  • Recortar dardos alargados y/o envejecidos..
  • En la parte superior del árbol dejar abundante madera frutal.
  • Cuando la planta alcanzó su altura definitiva y el crecimiento vegetativo no es importante, no presenta inconveniente despuntar y dejar abundante material frutal. Si hay crecimiento excesivo se puede recurrir a realizar rebajes de la planta a fines de verano con cortes realizados sobre madera vieja.
  • En variedades con escasa emisión de ramillas es aconsejable despuntar algunas de ellas para vigorizarlas y provocar la formación de nuevos brotes de forma de ir cubriendo el espacio disponible.

Dependiendo de la variedad esta poda de producción puede ser necesaria llevarse a cabo de manera anual o cada dos años dependerá en gran medida del vigor de la planta.

4.4 Como podar ciruelo viejo (rejuvenecimiento)

Después de la madurez del árbol, el mismo comienza a envejecer, produciéndose un endurecimiento general, una despoblación de ramas productivas en zonas bajas y medias, un alargamiento de brindillas, etc. Toda esto se traduce en una baja notable en la producción.

Si bien de manera general la poda de rejuvenecimiento es necesaria en ciruelos viejos, no todos los casos son iguales, pudiendo listar los siguientes:

Caso 1. Plantación en un estado de envejecimiento límite en el que la capacidad productiva es muy baja. Las podas producidas en años anteriores sobre los troncos y las ramas principales del árbol, han reducido la capacidad de circulación de savia, debido a las heridas y su crecimiento es débil.

Solución: Eliminación de ramas débiles y retraso de ramas medianas.

Caso 2. Árboles con grado de endurecimiento medio, que tienen una capacidad limitada de emitir ramos mixtos y chupones en las zonas medias y bajas.

Solución: Rebajar el ciruelo de manera equilibrada en varios años consecutivos.

Rebaje de ramas principales - Poda de rejuvenecimento
Rebaje de ramas principales

Caso 3. Variedades vigorosas o de porte muy erecto, que tienen gran capacidad de emisión de chupones, y que la producción se ha ido a las zonas más altas del árbol.

Solución: seleccionar durante primavera-verano, una serie de chupones, se aguantarán, así se ralentiza su crecimiento

5. Cuándo podar un ciruelo

La poda del ciruelo se puede realizar durante todo el período vegetativo de la planta. No obstante, las características de las diversas actuaciones en la poda permiten establecer dos épocas bien diferentes:

A) La primera es aquella comprendida en los meses de primavera – verano, es decir desde el inicio de las brotaciones hasta la caída de las hojas. En estas podas en verde se deben cortar todas las ramas poco productivas y de alto consumo de energía (chupones). El llevar a cabo estas podas en verde tiene muchas ventajas como realización de heridas más pequeñas, dado que se recortan ramas de pequeño diámetro, permitiendo además una mejor circulación de aire y luz durante la etapa productivas.

B) En esta segunda época de poda, comprendida en otoño – inverno, es la que se conoce como poda de invierno. Muchos realizan todas las tareas de poda durante esta época, olvidando las tareas de poda en verde, pero como indicamos anteriormente las podas en primavera – verano tienen muchas ventajas.

6. Casos especiales

En los apartados anteriores hemos analizado cómo y cuándo realizar la poda del ciruelo en las diferentes etapas de su vida, esto te servirá para resolver la mayor parte de tus problemas. Así y todo hemos recibido consultas especiales que hasta aquí no hemos respondido, o al menos no lo hemos hecho de manera bien clara. Dos de estas consultas se refieren a variedades del ciruelo, como son el ciruelo japones y claudia, la tercera es como enfrentar la poda de uno de estos frutales enfermo.

Responderemos de forma breve a estos interrogantes, y digo breve por que de lo contrario estaría repitiendo muchos conceptos ya estudiados hasta aquí.

6.1 Poda de ciruelo japones

Los ciruelos de la variedad japonés se plantarán y una vez injertado, se crea con podas de formación una estructura con 4 ó 5 ramas principales. Con la estructura ya formada las podas sucesivas se limitarán a eliminar las ramas que estén por debajo de estas ramas principales.

Durante el primer y segundo año no se eliminarán las ramas interiores, cuanto más ramas tenga el árbol con mayor dificultad se desarrollará en altura.

A partir del tercer año comenzaremos a cortar desde la base todas las ramas interiores y si existe algún anticipado en el final de alguna rama, también se eliminará. Y con esto ya se estará dando por finalizadas las podas de formación, los siguientes años se seguirán con podas de fructificación, la cual constará de cortar anticipados, ramas interiores, chupones y ramas débiles inútiles.

6.2 Poda de ciruelo claudio

La poda de un ciruelo claudio, al contrario que en variedades japonesas, requiere una formación en base a producir muchas ramas durante los tres primeros años, ya que es una variedad vigorosa, esto se consigue con podas cortas.

Cuando hayamos conseguido una treintena de ramas y el ciruelo este comenzando a dar frutos, cortaremos las interiores favoreciendo así la fotosíntesis y ayudando a aumentar la calidad de las ciruelas. La altura se regulará con podas en desvío, favoreciendo de esta manera la fortaleza de ramas inferiores.

6.3 Cómo podar ciruelo enfermo

Terminamos con una consulta tan común como crítica, aquel que la realiza busca salvar su arbolito con una poda. En primer lugar hay que aclarar que no siempre, mas bien muchas veces, la poda no sera la salvación de tu ciruelo. Sobre todo si te has demorado mucho en intervenir y la plaga y/o enfermedad se ha propagado en gran manera.

En primer lugar infórmate adecuadamente sobre que enfermedad o plaga a atacado tu ciruelo, una vez reconocido el problema y si no te quedan mas opciones acude a la poda.

La poda de un ciruelo enfermo no es otra cosa que cortar todo aquel elemento que se encuentre infectado, en pro de evitar una mayor propagación. Tomate tu tiempo para observar detenidamente el árbol y encontrar todo y cada uno de las ramas infectadas. Dependiendo del tipo de plaga y el porcentaje de árbol atacado esta será o no la solución definitiva.

No caigas en el error de utilizar lo desechos de esta poda para realizar compost, dado que lejos de solucionar el problema estarás propagandolo en todo tu huerto. Puedes quemar los desechos (hazlo con cuidado) o hacer un pozo bastante profundo y enterrar allí los desechos.

7. Vídeo sobre la poda de un ciruelo

Como siempre en este blog terminamos los artículos con un vídeo, algo que ayuda a comprender de manera más práctica todo lo visto hasta aquí. (Vídeo seleccionado del canal Laderas del Naranco)

También te puede interesar conocer sobre la poda de:


Bueno hasta aquí hemos llegado con este post en el que hablamos sobre lo cómo y cuándo podar un árbol de cirulas. Espero que no tengas ninguna duda cuando debas tomar tus tijeras y ponerte a trabajar. 😉

Fuente de informacion:

Poda del ciruelo – Emilio Mataix Gato y David Villarrubia Horta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *